El objetivo de esta campaña fue la de prevenir los accidentes que mayor índice tienen en las semanas santas, siendo uno la ingesta e intoxicación de alcohol de menores en las playas y la muerte de personas por balas perdidas y uso irresponsable de armas.
La idea fue comunicar en lenguaje sencillo, y con una imagen fuerte la cruda realidad, para prevenir que siga pasando y en caso de que pase, motivar a las personas a que hagan su denuncia.

Send this to a friend